Vivir en el extranjero no es fácil

Vivir en el extranjero no es fácil

Nuestros ancestros eran nómadas, cambiaban frecuentemente su lugar de vivir.

No tenían un lugar fijo donde establecerse, al que llamar casa y formar la familia. Como ahora parece ser que es lo normal hoy en día(según la sociedad establecida o la mayoría de la gente)

A pesar de que ir cambiar de lugar de residencia frecuentemente está en nuestros genes el proceso migratorio suele ser difícil de procesar.

Vivir en el extranjero no es fácil (o no lo suele ser para muchas personas).

Se suele tomar la decisión de migrar a otro país (o en el mismo país) en busca de mejores oportunidades.

Esto suele implicar nuevas metas e ilusiones que indirectamente puede llegar a suponer un gran impacto psicológico que no se tiene en cuenta y se está listo para ello.

Cambiar de residencia implica adaptarse uno mismo a un nuevo entorno, búsqueda de casa, situarse en el nuevo contexto que es bastante estresante.

A esto se le suma el choque cultural y la incertidumbre que se experimenta sobre situaciones en las que uno no tiene el control.

Claro que no tiene porque ser todo negativo, la decisión de vivir en el extranjero es una oportunidad para escribir tu historia en un papel en blanco. 

Puedes ser quién tu quieras en este nuevo lugar explorando tus límites personales y fortalezas llevando a un mayor conocimiento de una misma y un mayor desarrollo personal.

En el próximo post hablaré más sobre los siete tipos de duelo migratorio.

Axotegui Loizate, J. (2017). El síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple (síndrome de Ulises). Revista de Menorca,96, 103- 111.

PD: Si quieres conocerte mejor a ti misma, conocer tus fortalezas y debilidades, crecer como persona en este nuevo lugar yo te puedo ayudar.

Contacto | Terms and conditions | Privacy Policy | Cookies 

All Rights Reserved © 2023